Y ella un día dijo basta. Esperó con ansias pero se guardó las palabras. No pudo, o quizás no quiso. Resguardó su energía . Decidió conservar su integridad. Ese día lo entendió todo. Tan solo diez minutos bastaron para que el universo conspirara a su favor. Fue Feliz, estaba decidida.No emitió sonido. Había mil palabras en su mente y ninguna en su boca y eso fue bueno. Muy bueno. Se reservó para ella y para lo mejor de su vida, sus hijas. Ese día caminó tanto como pudo y no fue poco. Fue ella. Ella. Por primera vez en tanto tiempo. Y lo disfrutó mucho. Y no renegó. Y se amó tanto que no le importó el que dirán. Y se calmó las heridas, y se abrazó tan fuerte que no necesitó nada más.Estuvo atenta a sus pensamientos y a sus sentimientos…A sus miedos y a sus fortalezas. Se descubrió fuerte, poderosa y amable.Se armó de valor y lo dijo. Ese día fue mágico. Ese día solo bastó decir No.

Anuncios

Sube y baja.

Esto es un sube y baja… no hay forma de que seamos uno, de que nos encontremos en plenitud en el mismo instante. Somos tú o yo de a ratos. No podemos juntos.
Tu energía me absorbe, me denigra y destruye todos los días un poco pero me repongo cada instante, me enderezo, me adapto y me acostumbro a tus altibajos.
Y cuando estoy plena, cuando me siento poder, quiero que veas mi lucha y me acompañes en este camino que elijo recorrer y te invito. Y me dibujas tu alegría por mis logros para luego ocultarte en las sombras y opacarme otra vez. Pero no dejo, hoy no te permito que me hundas. Este amor está enfermo, este amor padece de egoísmo y de celos. Este amor no te permite acompañarme y busca hacerme creer que no puedo.Pero no me dejo convencer de tan grande mentira y no permito ningún obstáculo que obstruya mi camino. Salto los baches, esquivo las piedras, piso despacio el ripio y sigo.
Nuestro amor padece, sufre, nos transforma. No nos deja ser, pero ahora no te deja ser. Te enferma, te corrompe, te aniquila y, te entristece. Y no hay peor enemigo que la tristeza.
Tu mirada cambio en los últimos tiempos, tus dolencias aumentaron, tu piel se opacó, tu voz ya no ruge y tus ojos parecen estar en constante guerra con las lagrimas.
Amor, lucha contra todo obstáculo y no te dejes vencer. No te detengas, camina, piensa, proyecta, ríe y por sobre todas las cosas no dejes de soñar.
Desde el corazón sale la fuerza para recuperar la postura ante la vida, vida que llevas a mi lado, vida que no te resulta feliz, vida que no te conforma y que te deprime.
Pero mira a tu alrededor, el sol brilla para vos, calienta y acaricia tu corazón.
No estás solo. No te engañes. No te mientas, no te destruyas. Estoy con vos, estoy parada a tu lado para acompañarte toda la vida, a tu espalda para sostenerte y delante de ti para abrirte el camino. Quiero que seamos tú y yo para toda la vida.
Tú y yo de la mano somos invencibles; no me sueltes. Yo no lo haré.

02/05/14

De mí…para mí.

Enséñales a tus hijas a amarse. Permíteles crecer y ser… déjalas equivocarse pero a su vez aliéntalas a ser mejores. Obsérvalas a una distancia prudente, tan prudente que te permita sostenerlas cuando lo necesiten pero que, a su vez, les permita valerse por sí mismas.
Enséñales mucho sobre el amor, sobre amar. Déjalas que amen con locura siempre que esa locura no atente contra sus raíces, su integridad o sus valores.
Enséñales a ser fuertes e independientes pero no egoístas y solitarias.
Capacítalas mucho en la materia “autoestima y amor propio” . Explícales que son su propia fuerza y determinación lo que las llevarán a cumplir sus propias metas y a alcanzar sus sueños.
Déjalas viajar.
Déjalas soñar.
Acompáñalas hasta que comprendan que el escaparse y abandonar no son una opción. Hasta que entiendan que el esfuerzo trae sus frutos y que aunque sacudan el reloj de arena cada grano caerá a su tiempo.
Amalas cada minuto y si, por alguna razón, tropiezan amalas aún más.

03/10/2018
Para y por mis hijas… con todo el amor del mundo.